Cuando la metodología Agile sale en los periódicos

El pasado 19 de marzo, en el suplemento de nuevas ideas de negocio de “El Periódico”, publicaban un artículo a toda página sobre la metodología Agile: “Llegar a tiempo o no llegar”. Algo que solo viéndolo ya me queda claro. “Cuando Agile sale en los periódicos, es que ya está maduro para introducirlo en las empresas”.

Ahora bien, con este blog quiero mostrarte que quizá no vas tan tarde, quizá los demás no van tan avanzados y que puedes hacer algo para ponerte al día.

Veamos algunos puntos de interés:

¿AGILE = RÁPIDO?

Para empezar, hay un punto, un matiz que hay que destacar de la filosofía Agile. Hay muchos artículos que hablan de que  “Agile, y las diferentes metodologías que lo impulsan, es rapidez”, incluyendo el antes referido.

Pues bien, ni en los principios, ni en los valores del Manifiesto Agile original se dice que Agile es rapidez. De hecho, uno de los valores del Manifiesto es el “Constant Pace”, o sea, llevar los equipos en un ritmo constante de trabajo. Un ritmo donde los equipos den el 100% de su máxima eficacia y eficiencia de forma sostenible, (las personas por delante de los procesos).

Ahora bien, también puedo compartir contigo que si hay una forma rápida de llegar al objetivo es utilizando metodologías ágiles. Agile no es rapidez. Agile consigue resultados de la forma más rápida posible.

¿EL 70% DE LAS ORGANIZACIONES A NIVEL MUNDIAL YA ABRAZAN AGILE?

¡Tranquilo/a! No te estreses. No eres el último de la fila. Por el hecho de estar leyendo este post ya eres de ese 70% de organizaciones. Estos estudios solo hablan de que las empresas tienen interés en estas metodologías y por lo tanto, les gustaría probarlas en un futuro.

¿ES TAN MARAVILLOSO SER AGILE?

Pues depende del proyecto y del entorno. Hay tipologías de proyectos donde las metodologías ágiles no son las adecuadas y donde una tipología tipo “waterfall” o “predictiva” es y seguirá siendo la mejor de las opciones. Todo depende.

Ahora bien, si tu proyecto o situación es volátil, no tienes claramente definido lo que necesita el cliente o existe incertidumbre de algún tipo, entonces Agile es una buena opción. Además, te permitirá llegar de forma más rápida al cliente, puesto que minimizarás errores, simplificarás procesos, enfocarás las soluciones, acortarás los tiempos de reacción frente a esos cambios o incertidumbres y, sobretodo, mejorarás la satisfacción de tu cliente.

¿ES TAN FÁCIL? ¿SE TRATA SOLO DE HERRAMIENTAS?

Aquí estoy totalmente de acuerdo con el artículo. Se trata de un cambio de cultura de trabajo. Es una forma diferente de trabajar, organizarse y implantar unas herramientas o unas metodologías. De hecho, se trata de una forma diferente de pensar, de una nueva mentalidad que hay que incorporar. Se trata de un “AgileMindset”.

Y no basta con que cambies tu mentalidad o cambien tus compañeros de equipo. El cambio debe ser de toda la organización, CEO incluido, puesto que valores como la colaboración, las conversaciones cara-a-cara, la transparencia y un nuevo tipo de liderazgo son imprescindibles.

En Agile desaparecen los jefes, desaparecen las jerarquías e incluso desaparecen los responsables de proyectos. Ahora puedes empezar a preguntarte ¿qué voy a hacer con ellos?, ¿qué harán?, ¿se transformarán?, ¿Desaparecerán?

A estas preguntas les daré respuesta otro día.

Consulta el catálogo de formación

Juan Antonio Gómez | Responsable de Desarrollo de Negocio de Gesem

Ingeniero de Telecomunicaciones. Scrum Master. Design Thinker. Consultor de Transformación Cultural Sistémica. AgileMindset Expert. SoftSkills Trainner

  •  
  • 0
  •  
  • 0
  •